jueves, 20 de diciembre de 2012

GABONAK BERROGEIETAN


Zer urtekoa den zehazki ez dakidan arren, iragan mendeko berrogeietan dago aterata argazkia. Tokia asmatu duzuelakoan nago: mesedeetako mojen “kalistroetan”. Niri asko gustatzen zait hitz hori: kalistroak! Herri hiztegitik desagertu den berba mondrautarra zen. Erdaraz ere esaten genuen: “Vamos a jugar a los calistros”

Ziurtasun osoz, argazkian ez dago 1949an jaiotako gutariko inor, baina agian bai gure anaia edota arrebaren bat. Eta ziur ezagutzen duzuela argazkiko bat baino gehiago. Ia asmatzen duzuen zein den palmondoaren ondokoa.

Gauza da, Maria Alaben elkarteak –katekisten laguntzarekin- Gabon eguneko jaiotza antolatzen zuela, eta abenduaren 24ko arratsaldean herriko kalerik kale ibiltzen ziren jaun hartzea egingo zuten neska mutikoekin.  Parte hartzaileen itxurei erreparatuz, ezin dugu esan asko aldetu denik, orduko girotik bereizten gaituzten hirurogei inguruko urteotan.


ARGAZKIA ETA KOMENTARIOAK: JOSEMARI VELEZ DE MENDIZABAL

Aunque no sé exactamente el año en que se obtuvo la foto, está claro que  fue realizada en la década de los cuarenta del siglo pasado. Lo que es seguro es el lugar: los claustros de las monjas mercedarias (¡nuestros calistros!) Es una palabra que me gusta. Por cierto, ha desaparecido del vocabulario de palabras típicas mondragonesas. Se utilizaba indistintamente en euskera como en castellano: “Vamos a jugar a los calistros”

Con total seguridad, ninguno de nosotros los nacidos en 1949 estamos en la foto, pero puede que sí alguno de nuestros hermanos o hermanas. Y seguro que conocéis a más de un protagonista. A ver si acertáis quién es la que aparece junto a la palmera.

La cosa es que las Hijas de María, con la colaboración de las catequistas, solían preparar el nacimiento que paseaban la tarde del 24 de diciembre por las calles céntricas de la villa, con el cortejo de niños y niñas que se preparaban para celebrar la primera comunión. Si nos fijamos en el aspecto de los participantes, no se puede decir que, en los aproximadamente sesenta años que han transcurrido desde entonces, haya cambiado mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada