martes, 30 de junio de 2015

ZEZEN PLAZAN // EN LA PLAZA DE TOROS



Sanjuanak amaitu berri dira. Argazkikoak ere, 1960, aspaldi joan ziren. Baina oroitzapenak burbuilean jartzen zaizkit erretratoa ikusi bezain laster. Oso jai zalea izan naiz beti eta espektakuluek tiratzen ninduten, batez ere herriko jaietan bakarrik ikus zitezkeenak. 

Gauza berdina gertatzen bide zitzaien ni bezala, urte hartan Eskola Profesionalaren atze aldean jarritako zezen plazara hurbildu zirenei. Ez dut gogoratzen zer izan zen ikusi genuena, baina gu garaiz joan ginen, bada ezpada ere. 

Nire amarekin agertzen naiz, lehen lerroan alkandora zuriz. Bere ondoan nire lehengusua. Eta atzean eskuin aldera, Jesus Mari Zabarte kamarari begira, Ramos burua itzulita, Roberto Sampedro – gaseosaren bat dastatzen ari- eta kapelduna Juan Jose Markaide.Gainerako ikusliarretatik ez dut bat ere ezagutzen.



ARGAZKIA ETA KOMENTARIOAK: JESUS MARI ARZE

Acabamos de cerrar el programa de sanjuanes de este año. Pasaron hace mucho tiempo las que han quedado, en parte, reflejadas en la foto: Estábamos en 1960. Pero cuando la contemplo brotan en mí recuerdos que me fascinan. He sido siempre muy festero y los espectáculos me han atraído vivamente, sobre todo los que puntualmente llegaban por las fiestas de nuestro pueblo.

Yo diría que les sucedía lo mismo al resto de los que aparecen en la plaza de toros que se montó aquel año en la parte trasera de la Escuela Profesional. No recuerdo qué ibamos a ver, pero por si acaso nosotros llegamos con tiempo suficiente para no perder ni un detalle.

Estoy sentado junto a mi madre, con camisa blanca, y a su lado mi primo. Detrás, mirando a la cámara, Jesus Mari Zabarte, y con la cabeza girada Ramos. Arriba a la derecha – trasegándose una gaseosa- Roberto Sampedro y a su izquierda, con sombrero de papel, Juan José Markaide. Del resto de espectadores no reconozco a nadie.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Santiago Cousidok bidali digun mezua / Mensaje enviado por Santiago Cousido, desde Cádiz:

    "En cuanto a los toros mis recuerdos son más nebulosos: un torero joven (novillero, probablemente) agarrado firmemente al burladero, de donde no le soltaban ni sus compañeros de faena ni los gritos de la gente. Creo que no fué el año del ingreso de bachiller, sino otro curso que había pasado yo en Mondragón un par de años antes. Había ido a la plaza con mi tía y unos amigos, pero no sé el final, porque decidieron que nos fuéramos antes de que terminara"

    ResponderEliminar