jueves, 3 de mayo de 2012

SAN JOSEPEKO BASELIZA // ERMITA DE SAN JOSEPE


Ongi ezagutu nuen baseliza hau eta baita bere inguruetan gustura jolastu ere. Auzoko gizarte bizitzari oso lotuta egon zen, eta kanpaiak jotzen zuenean hara biltzen ziren auzokoak. Azken meza 1962an izan zen. Ana Isabel Ugalde historialariaren hitzekin uzten zaituztet:


ARGAZKIA ETA KOMENTARIOAK: RAFA GARAY



Conocí muy bien esta ermita y los alrededores en donde jugábamos, Estuvo muy unida a la vida del barrio, y cuando tocaba la campana se reunían los vecinos en aquel lugar. La última misa se dijo en 1962. Os dejo con las apreciaciones de la historiadora Ana Isabel Ugalde:


“La antigua ermita de San Josepe, era un pequeño templo con forma casi cuadrangular de 15, 5 x 15, 8 metros. Tenía dos puertas, una de ellas formada por un arco de medio punto con hermosas dovelas de un tamaño considerable.

El interior estaba dividido en dos naves. Una de ellas dedicada a la Virgen Blanca (imagen expuesta hoy día en el Museo Diocesano de San Sebastián) y la otra a San José.  José Uribesalgo fue el último vecino encargado del cuidado de este humilde pero hermoso templo y la última misa se celebró en 1962, a petición de los jóvenes del barrio de San Andrés.

Esta iglesia, siempre estuvo ligada a la vida social de ese bello barrio. Allí se reunían los vecinos cuando tocaba la campana, que fue rescatada por los moradores, antes de la destrucción de la pequeña espadaña del templo.

Allí se celebraba el día del Patrocinio de San José (una fiesta móvil que se HAVÍA pasado el Domingo de Resurrección) y en la explanada que actualmente está llena de piedras de la cantera, bailaban los vecinos en las celebraciones festivas del barrio”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada